Pasar al contenido principal

Ciudad

Barcelona tiene una larga tradición de pensar la ciudad. Su vocación de capital ha hecho que imaginara la ciudad como forma física (arquitectura), pero esencialmente como categoría política y cultural de primer orden. Mientras tanto, el mundo se ha hecho cada vez más urbano.

Lejos de idealizar el fenómeno urbano, el CCCB tiene que problematizar esta categoría y analizar las tensiones que se generan por el hecho de ser a la vez un lugar de conflicto y un espacio de civilización. Hablar de ciudad es reflexionar también sobre la forma en que los humanos se organizan en el territorio y abordar la emergencia climática como una de las crisis más urgentes y graves del presente. Recuperar la ciudad es también abordar la dimensión cultural de los grandes retos mundiales. Hablar de ciudad es un punto de partida para reconocer los conflictos que atraviesan la sociedad contemporánea, para imaginar cómo vivir juntos y para alimentar la fuerza creativa contra la deriva autoritaria del mundo.