Brangulí. Barcelona 1909-1945

Exposicón de fotografía

La exposición “Brangulí. Barcelona 1909-1945”, producida por la Fundación Telefónica en colaboración con el Arxiu Nacional de Catalunya, está dedicada a la obra del barcelonés Josep Brangulí, un pionero del fotoperiodismo y autor de algunas de las mejores imágenes que reflejan las grandes transformaciones sociales, urbanas e industriales que vivió Barcelona en el largo periodo de cambios y conflictos entre 1909 y 1945. La muestra, primera exposición antológica de Josep Brangulí, está compuesta por unas trescientas fotografías y material impreso original de la época.

La exposición, comisariada por los fotógrafos Valentín Vallhonrat y Rafael Levenfeld, mantiene la estructura temática del archivo de Josep Brangulí y refleja la diversidad y el tratamiento seriado que el autor da a los temas, entre los que destacan los siguientes: Semana Trágica, Talleres artesanos, Sociedad antes de la República, Sociedad 1931–1936, Construcción de barcos de hormigón, Bomberos, Boxeo, Casa Real en la Exposición Universal de 1929, Escuelas, Arquitectura industrial, Feria de Barcelona, Hospital, Intercambio de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial, Museos, Nocturnas, Paisaje urbano, Playa, Puerto, República, Somorrostro, Desplazamiento de Trabajadores en Alemania, Tranvías, Guerra y Posguerra.

A parte de estos temas, coincidentes con los de la exposición que se pudo ver en la Fundación Telefónica de Madrid hasta el pasado 27 de marzo, a su paso por el CCCB se añaden 8 fotografías de la antigua Casa de la Caridad (centro de beneficencia entre 1802 y 1956), espacio que ocupa hoy en día el CCCB.

La exposición antológica de Brangulí muestra la mirada de un fotógrafo que supo captar la vida política, a través de sus dirigentes y de las movilizaciones ciudadanas, con reportajes como el dedicado a la Semana Trágica (1909) y otros sobre la II República o el canje de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial en el puerto de Barcelona (1944).

Brangulí también mostró la sociedad en todas sus vertientes, como demuestran sus reportajes de boxeo, playas y acontecimientos de toda índole. Asimismo, sus fotografías registraron la vida comercial con sus series sobre talleres, oficios, empresas o la Fira de Barcelona. Con sus trabajos documentó las grandes obras públicas y privadas que transformaron y modernizaron el paisaje urbanístico de la ciudad (como la apertura de Vía Laietana) y retrató la edificación de nuevas industrias y la situación social y laboral de la época. En conclusión, las fotografías de Brangulí son mucho más que fotografía documental, son un registro sociológico en el que queda patente el esfuerzo de una sociedad por avanzar y dejar atrás el siglo XIX.

Según los comisarios de la exposición Rafael Levenfeld y Valentín Vallhonrat “Brangulí, que sobrevivió a todas las vicisitudes políticas que le tocaron vivir, acompañó a la ciudad en que vivió. Atento a los cambios, atento a las transformaciones, atento a sus pobladores y a sus quehaceres. Desarrolló su profesión para mantenerse en el mismo ritmo de la metamorfosis urbana, transformado su oficio de fotógrafo, como un prestidigitador, ya sea en corresponsalía, agencia, archivo o lo que fuera necesario para seguir desarrollando su magia”.

Josep Brangulí es el iniciador de una saga de fotógrafos a la que se sumaron sus hijos Joaquim y Xavier trabajando los tres en equipo y con una única firma. El archivo fue adquirido por la Generalitat en 1992 a la familia Brangulí y depositado en el Arxiu Nacional de Catalunya. Está compuesto por cerca de un millón de negativos con la firma Brangulí de los que aproximadamente medio millón son claramente atribuibles a Josep. También forman parte del archivo publicaciones y distinto material de la época.

Información práctica